pastillas anticonceptivas

El behind the scenes de las pastillas anticonceptivas.

Si sos usuaria de las pastillas anticonceptivas, me creerías si te digo que el bajo apetito sexual, la ansiedad, depresión, los dolores de cabeza, la incomodidad mamaria, los cambios en el peso y la ausencia de menstruación son por el mismo uso de las pastillas anticonceptivas.

¿De dónde vienen las pastillas anticonceptivas?

El deseo o necesidad de controlar la maternidad nos han llevado a través de la historia  a buscar las distintas formas de estudiar y controlar la fertilidad . Se ha pasado históricamente por una diversidad de opciones que incluso no fueron compatibles con la vida de las persona que los tomaran o usaran.

A inicios de los años 50’s  se creó la primera versión de las pastillas anticonceptivas. 

Sin embargo, no estuvieron disponibles hasta 9 mayo de 1960, siendo aprobadas por la FDA (Food and drug administration, es una organización en USA encargada de regular productos cosméticos, alimentos y medicamentos). Ahora lo interesante es que fueron lanzadas con una mentalidad de crear cierta liberar de decisión en lo que es la reproductividad femenina. 

Los primeros estudios de prueba se decidieron hacer en puerto rico por varias razones:

  1. Porque no había leyes que rigieran la contracepción.
  2. Muchos de los médicos en ese momento habían sido entrenados en USA por lo que se consideraban de confianza.
  3. Geográficamente la ubicación es estratégica para visitas de científicos desde USA.
  4. La población se consideraba relativamente estable lo que permite dar seguimiento a las participantes.
  5. Se percibía la necesidad por parte de las puertorriqueñas para utilizar un método hormonal más efectivo que los que habían disponibles en ese momento.
  6. El nivel educativo de estas mujeres se consideraba bajo, por lo que permitía valorar que fuera un método bien utilizado independientemente de la preparación educativa que tuviera la mujer. 

Las participantes, tenían que cumplir con 4 requisitos: ser menores de 40 años, tener al menos dos hijos previamente para mostrar que eran fértiles, ser consideradas sanas y estar dispuestas a un eventual embarazo. 

En ese momento parece que no era necesario firmar consentimientos informados, por lo que no se tiene información de que ellas estuvieran informadas y de acuerdo con los posibles efectos secundarios que podían suceder en ese momento.

En 1957, la FDA aprobó el uso de la pastilla anticonceptivas con fines de regular la menstruación. (Con esto hoy sabemos que realmente el sangrado que se da por las pastillas anticonceptivas, NO es menstruación, se llamaría sangrado por depravación o menstruación artificial).

Esto es porque la menstruación es un evento fisiológico que ocurre gracias a que hubo una ovulación previa. Y bueno, las pastillas anticonceptivas tienen que procurar evitar la ovulación, para cumplir con su propósito.

Por lo que si no hay ovulación no hay menstruación.

Como te comentaba fue en 1960 donde se aprobó el uso de las pastilla con fines anticonceptivos, para 1965 1 de cada 4 mujeres casadas, menores de 45 años, en estados unidos ya la estaban utilizando.  Para 1984 hasta 50-80 millones de mujeres la utilizaban. Y el dato más reciente que leí fue para el 2013, en donde se habla que más de 100 millones de mujeres en el mundo utilizan las pastillas anticonceptivas. 

Hablemos de la primera marca disponible en el mercado ENOVID, con dosis altísimas comparadas a las actuales, efectivamente conllevaba muchos efectos secundarios el usarla. Desgraciadamente tomo casi una década detectar estos efectos secundarios apra cuestionarse la seguridad de la ENOVID. 

De hecho estos efectos secundarios se vieron mientras se hicieron las pruebas en Puerto Rico, donde de 221, 25 mujeres desertaron de participar en el estudio.

Incluso hubo unas muertes, lo que pasa es que, cuando se hacen estudios, se chequean a los participantes para valorar el desenlace de lo que se esta probando y en este estudio el enfoque de los chequeos era dirigido a valorar riesgos de algún cáncer o daños al hígado.

Se reportaron tromboembolismos, lo que hizo que en ciertos lugares se prohibiera el uso de la píldora. 

Aparentemente para ese momento, en el empaque no eran claros todos los efectos secundarios que podían dar las pastillas anticonceptivas.

Para este momento, quiero que hablemos de qué son las pastillas anticonceptivas, porque es probable que haya mucha información callada o que simplemente se ha obviado. 

Hablemos de lo que, en términos generales, es un ciclo menstrual.

En término sencillos son hormonas cambiando constantemente que llevan información de un órgano a otro, con el fin de que se dé la ovulación. Ahora, afortunadamente Estos cambios hormonales constantes son buenos para nuestro cuerpo, son salud, porque las hormonas actúan en diferentes partes de nuestro cuerpo desencadenando reacciones beneficiosas.

Cuando un cuerpo está bajo el efecto de pastillas anticonceptivas, en realidad las dosis de hormonas que tienen las pastillas está hechas para que no haya ovulación y por ende no se den estos cambios hormonales naturales del cuerpo.

Y como te decía, esto significa que el sangrado que se obtiene, no es considerado menstruación.

Efectos secundarios de las pastillas anticonceptivas

Bajo libido (bajo apetito sexual):

Primero es importante entender que el apetito sexual es un situación que esta influenciada por múltiples factores sociales, económicos, culturales, psicológicos y por su puesto fisiológicos. Es por esto que es importante valorar todas las otras aristas cuando hablamos de bajo apetito sexual. Pero aquí quiero plasmar lo que sí hacen las pastillas que contribuye al bajo apetito sexual.

Este efecto secundario es uno de los más callados y normalizados por las usuarias de pastillas y por lo médicos. El saber que intervienen tantas variables en el tema, hace muy fácil echarle la responsabilidad a cualquiera de las variables.

He escuchado cientos de veces mujeres diciéndome que no saben que les ha pasado con su apetito sexual, que a lo mejor aman y les encanta su pareja, pero que no se sienten en el mood de tener relaciones sexuales… y que desgraciadamente eso ha llevado a problemas en la dinámica de pareja.

Y es que de verdad la interacción sexual es salud dentro de una pareja, sea cual sea el acuerdo o los deseos como pareja, llegar a congeniar ya sea en pensamiento o en acto físico, es indispensable. 

Está demás aclarar que cada pareja tiene su ritmo, sus acuerdos, sus creencias, sus condiciones multifactoriales que los hacen tomar una u otra decisión. 

Pero yo lo que quiero exponer es que lo usual que es el perder apetito sexual al usar pastillas anticonceptivas y que esto realmente puede ser confuso para la mujer, no sabe porqué ha perdido interés y se siente culpable.

Hay varias razones por las que se podría dar esta baja en el libido.

Recuerdas que te comenté que el CM está compuesto por cascadas hormonales, resulta que en la primera mitad del CM la hormona más importante es el estrógeno que conforme pasan los días (contando como día 1 el primer día de menstruación), este estrógeno aumenta poco a poco, dando señales de que la ovulación se acerca y de forma muy primitiva, el cuerpo responde con un aumento del apetito sexual esperando que realmente, en este ciclo menstrual se logre preservar las especie humana.

Entonces una de las razones es la supresión de la ovulación y del aumento de estrógeno que la precede. 

Otra razón, es la supresión que las pastillas anticonceptivas generan en la producción y circulación libre de testosterona. Algunos estudios hablan de una disminuición de hasta el 61% de testosterona libre en las usuarias de pastillas anticonceptivas.

La testosterona baja también se ha relacionado con resequedad vaginal y dispareunia (dolor en las relaciones sexuales).

Por otro lado, un estudio descubrió que se relaciona una disminución en el tamaño del clítoris y el consumo de pastillas anticonceptivas. Ojo el clítoris es un órgano que contiene hasta 8000 terminaciones nerviosas dedicadas solamente al placer.

Este dato me sorprendió demasiado cuando lo leí.

Migrañas y dolores de cabeza:

De base, las migrañas son 3 veces más frecuentes en las mujeres que en los hombres y los anticonceptivos orales pueden afectar de diferentes formas a las mujeres con migrañas. Para algunas mujeres con migrañas puede aumentar el riesgo de derrames cerebrales y/o enfermedades cardiovasculares, dependiendo de la historia personal y familiar de la paciente. 

Ahora, mujeres que padecen de migrañas con aura (sin uso de ACOs) pueden estar en riesgo aumentado de trombosis venosa profunda, pero las pastillas anticonceptivas que contienen estrógenos también aumentan el riesgo de trombosis venosa profunda, entonces con mujeres con antecedentes personales o familiares de coágulos, historia de abortos espontáneos, enfermedades reumáticas u oncológicas…deben de ser evaluadas antes de consumir pastillas anticonceptivas combinadas. 

Ahora, si sos de las mujeres que empezaron los episodios de migrañas estando bajo el consumo de pastillas anticonceptivas, mi recomendación es suspender las pastillas anticonceptivas y empezar a buscar la raíz de las migrañas.  

Depresi´ón:

Nuestro estado anímico esta influenciado fuertemente por nuestras hormonas, por supuesto el uso de pastillas anticonceptivas al ser hormonas sintéticas, van a crear un cambio en nuestro ánimo, algunas veces podría ser para bien, pero muchas otras para mal. 

Otro de los efectos secundarios más presentados entre las mujeres que utilizan anticonceptivos orales es los cambios en el humor: depresión y ansiedad.

Un estudio danés que analizó a mujeres entre 15 y 34 años, por más de 10 años, concluyó que las pastillas anticonceptivas se relacionan con el diagnóstico de depresión incluso sin haber tenido historia previa de depresión.

Por otro lado, un estudio identificó que un 50% de las mujeres que consumen anticonceptivos fueron más propensas a un diagnóstico de depresión a los seis meses de haber empezado el consumo, comparado con mujeres que no usaron anticonceptivos hormonales y un 40% recibieron prescripción médica de antidepresivos. 

Mi consejo es que si tienes historial personal de depresión o ansiedad, lo converses con tu médico antes de decidir qué método de planificación utilizar. Y por supuesta, que si estás consumiendo las pastillas anticonceptivas y tienes síntomas de depresión y ansiedad, que por favor pongas sobre la mesa médica la posibilidad de que las pastillas estén contribuyendo a los síntomas. 

Síndrome Metabólico:

Se ha relacionado el aumento de la presión arterial en mujeres que usan anticonceptivos hormonales y además mayor posibilidad de desarrollar hipertensión.

Cuando se pre-escriben anticonceptivos hormonales, es ideal monitorear la presión arterial y en caso de que se demuestre una subida en los valores de la presión lo indicado es cambiarlo.

Con respecto al colesterol, aumenta los niveles de LDL (mejor conocido como el “malo”) y baja los niveles del HDL (conocido como el ”bueno”), además auemnta también los niveles de triglicéridos.

Por lo que si hay historia de hipercolesterolemia o hipertrigliceridemia, es mejor buscar otro método de planificación.

Varios estudios han encontrado que el uso de las pastillas anticonceptivas que contienen estrógeno sintético, inducen la resistencia a la insulina, reduciendo un 30-40% la sensibilidad a la insulina.

Por lo que en primera instancia ante la presencia de diabetes, prediabetes, síndrome metabólico o diagnóstico de síndrome de ovario poliquístico, el uso de pastillas anticonceptivas podría desfavorecer el cuadro metabólico. 

Efectos cardiovasculares:

El uso de anticonceptivos se ha visto relacionado con un aumento en eventos arteriales y venosos tromboembólicos, esto significa la formación de coágulos en la sangre que viajan por arterias o venas y que a cierto punto de su viaje, se quedan atascados en algún vaso, desencadenando un taponamiento y por ende el bajo flujo sanguíneo. 

Esta es uno de los efectos secundarios más temidos del uso de anticonceptivos, porque podría llegar a ser mortal incluso. 

El mayor riesgo se presenta en el primer año de consumo y es un riesgo que aparentemente disminuye un poco, después de los 4 años de consumo, sin embargo no llega a cero. 

Ahora, mujeres mayores a 35 años tienen un riesgo mayor de tromboembolismos venosos que las usuarias de pastillas anticonceptivas menores de 35 años. 

Ojo, mujeres que fumen de forma activa o pasiva, están en un riesgo todavía mayor de infartos y eventos tromboembólicos.

Como mencionaba previamente el efectos sobre la presión arterial pobremente controlada, es un fuerte indicador para modificar la forma de planificación. 

Riesgo de cáncer:

A pesar de que el uso de anticonceptivos podría disminuir el riesgo de cáncer de endometrio, ca de ovario y el colorrectal, NO deberían de ser usadas con el fin de prevenir estos cánceres, ya que hay otras formas menos riesgosas de disminuir la probabilidad de cáncer.

Cáncer de mama: un estudio de análisis de más de 150.000 mujeres que participaron en 54 estudios epidemiológicos, mostró que mujeres que en algún momento habían consumido pastillas anticonceptivas, tenía un ligero aumento (7%) en el riesgo relativo de desarrollar cáncer de mama, esto comparado con mujeres que nunca habían usado pastillas anticonceptivas. Mujeres que son usuarias activas de las pastillas anticonceptivas tienen un riesgo mayor en un 24% de desarrollar cáncer de mama, sin que este riesgo se vea influenciado por el tiempo de uso de las pastillas. Y que eventualmente disminuye en el momento en que se suspenden.

En el 2017, un estudio danés reportó un riesgo asociado a marcas de pastillas anticonceptivas más recientes. Mujeres que estaban usando o recién habían usado pastillas anticonceptivas, tenían un aumento en el riesgo relativo de desarrollar cáncer de mama del 20%. 

Cáncer de cérvix: mujeres que utilizan anticonceptivos orales por más de 5 años, se encuentran en riesgo aumentado de desarrollar ca de cérvix, y a mayor tiempo de uso, mayor riesgo. La ventaja es que se ha encontrado que al suspender las pastillas anticonceptivas, este riesgo disminuye.

Tiroides:

Estudios han relacionado el hipotiroidismo con mujeres que han usado pastillas anticonceptivas por más de 10 años. 

Las pastillas anticonceptivas pueden cambiar los niveles de hormona tiroidea libre, o sea la que es activa, por lo que si tienes diagnósticos de patología tiroidea y estás usando anticonceptivas o las vas a empezar o las vas a dejar, es bueno hacer un chequeo o ajuste de tratamiento en caso de ser necesario.

Te puedes estar preguntando…

¿Qué hago si tengo desbalances hormonales y sólo pastillas anticonceptivas me recetan?

Lo primer más importante es valorar la razón inicial por la que se empezó a consumir el anticonceptivo hormonal. Vamos a hablar de forma general en las posibles causas y pequeños steps para empezar.

Irregularidad menstrual: Puede estar dada por muchas causas, que eventualmente hay que atender la causa como tal y no ignorarla dando anticonceptivos. Algunas razones pueden ser: problemas en la función de la tiroides, un aumento en la producción de prolactina, deficiencia en el consumo o absorción de nutrientes, estrés, ejercicio excesivo, falla ovárica prematura, ovario poliquístico.

Hablando un poquito del ovario poliquístico, del cual vamos a profundizar muchísimo más en episodios sigueintes, este es un trastorno en primera instancia metabólico que el problema ral no son las irregularidades menstruales, estas son solo un síntomas, entonces si “tratamos” el SOP con anticonceptivas lo único que estamos haciendo es “atender” uno de los síntomas de todo lo complejo que es el SOP metabólicamente hablando. 

También algunos medicamentos pueden desencadenarlo, como corticoesteroides, antidepresivos o antipsicóticos o tratamientos quimioterapéuticos.

Dolores menstruales: Con la dismenorrea existen dos presentaciones: la primaria y la secundaria.

La dismenorrea primaria es el dolor moderado pélvico que se produce antitos o justo cuando empieza la menstruación y que gradualmente disminuye 12 a 72 horas después. Importante saber que en la dismenorrea primaria no hay ninguna ot5ra causa causa que la esté generando. 

Por lo tanto, la dismenorrea secundaria debe de ser excluida.

Esta segunda se refiera a cuando hay una causa que la este generando. 

Por ejemplo: adenomiosis, endometriosis, algún quiste ovárico, pólipos obstructivos, estenosis cervical, el uso de dispositivos intrauterinos como la T cobre, Mirena o Jaydess.

También hay causas de origen no ginecológico como síndrome de intestino irritable o enfermedades inflamatorias intestinales.

Acné: El acné es una manifestación en la piel que consta de diferentes variables.

La formación de las lesiones se relacionan con la hiperqueratinización folicular, aumento en la producción de sebo por las glándulas sebáceas, sobrecrecimiento de una bacteria en piel (propionibacterium acnés ahora llamado cutibacterium acnes) y la producción de sustancias inflamatorias que afectan la piel.

Los andrógenos contribuyen en el estimulo de la función de las glándulas sebáceas, desencadenando un aumento en el sebo. 

Estos andrógenos podrían provenir tanto de los ovarios como de las glándulas suprarrenales. 

Por ende, la solución está en hacer valoración de los exámenes de sangre y acompañamiento con dermatología.

Método de anticoncepción: La que debería de ser la principal razón de consumo, muchas veces es por rebote.

Entiendo que también es muchas veces la opción obvia, por falta de información sobre otros métodos, los cuales recomiendo valorar si estás presentando efectos secundarios de las pastillas o simplemente quieres conocer y entender tu ciclo menstrual.

Te comento sobre los porcentajes de eficacia bajo el uso perfecto del método. 

Quiero dejarte claro que ningún método es 100% eficaz, ni siquiera las pastillas anticonceptivas.

Condón masculino: Tiene la ventaja de no afectar niveles hormonales, es de fácil acceso y no requiere receta o intervención médica. 

El porcentaje de eficacia es de 98%

T cobre: Es un dispositivo intrauterino que se coloca por aproximadamente 8 años o más. El contenido de cobre el efecto anticonceptivo. El cobre cambia la respuesta inflamatoria citotóxica dentro del endometrio, altera la migración, la viabilidad y la reacción de los espermatozoides e impide la implantación.

El porcentaje de eficacia es de 99.2%.

Método sintotérmico / sintohormonal: Este es un método que a lo mejor no hayas escuchado, porque no hay vallas publicitarias anunciándolo y esto es porque no hay ninguna farmacéutica detrás.

Voy a contarte un poquito, es un método completamente natural que se basa en conocer tu ciclo menstrual desde una perspectiva médica.

Se llega a profundizar en 3 variables: moco cervical (que es la más importante), medición de la hormona LH (conocida como la hormona de ovulación) y la temperatura basal. 

Estos tres datos se toman en cuenta, para que PRIMERO: conozcas tu ciclo menstrual y después de que lo conocés, se empiezan a dar pasos para habilitar días para tener relaciones sexuales.

Es un método que recomiendo llevar con una persona certificada para guiarte, porque todos los cuerpo se van a manifestar de diferente forma y tu guía se encarga de acompañarte de forma responsable.

El porcentaje de eficacia es de 99.4%

Si quieres Aprender a Registrar tu ciclo menstrual, te invito a ver mi curso online, con el que podrás dar ese primer paso de conocimiento y entendimiento de tus hormonas.

Dicho todo esto de las pastillas anticonceptivas quiero preguntarte, ¿crees que realmente es lo que deberías de estar consumiendo para “atender tu ciclo menstrual”?, definitivamente, todos los cuerpos pasan por procesos diferentes, pero muchas veces tomamos una decisión porque creemos que no hay más opciones o porque a lo mejor creés que no es para vos.

Hasta acá, mi fuerte intención es haberte hecho cuestionarte el uso de las pastillas anticonceptivas, invitarte a adentrarte a conocer tu ciclo menstrual, no solo para a futuro planificar de forma natural, sino para conocer tu estado de salud.

Con cariño,

Dra. Sofía Mora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.